Tenemos la sensación de que más o menos todo el mundo sabe vivir a su manera, y es así, pero ¿es eso vivir? Veamos con realismo las dos caras de la moneda, ¿por qué no sabemos vivir? y que ¿podríamos hacer para vivir mejor?

Veamos un ejemplo real de por qué no sabemos vivir, CUANTO TIEMPO PERDEMOS hablando del pasado, lo que hemos hecho, lo que no hemos hecho, de lo que habría podido ser y no fue, de las crisis políticas, hobbies, deporte, enfermedades, de los fracasos, de lo bueno que somos, criticar… y mil cosas más,  No sé qué tanto por ciento nos pasamos hablando del pasado, o del futuro, diciendo o programando mañana lo hare, la semana que viene,  yo hare tal,  y tal cosa, yo estudiaré, yo he pensado que con el tiempo… mil cosas, cuanto tiempo perdemos  y nunca recuperaremos, ¿se da cuenta? Vivimos en el pasado o en el futuro, el pasado está muerto pasó y el mañana no existe, y que hacemos con el HOY, el AQUÍ y EL AHORA, (mi propuesta es saber vivir) ósea vivimos entre el pasado y el futuro, vivir, el presente casi no existe, entonces que es de nuestra vida, fíjense si esto es así, que cuando somos mayores y no tan mayores solemos decir, se me ha pasado la vida sin enterarme, ¿qué quiere decir esto? que no hemos sido conscientes de lo que hemos vivido.  Es triste lo que le acabo de decir, pero para que no se deprima le diré que nos pasa a TODOS, con esta información lo que deseo es que a ustedes no se les pase el tiempo tan de prisa, y que las siguientes generaciones sepan tomar conciencia para APRENDER A VIVIR EL HOY, AQUI Y EL AHORA.

Es muy triste como se nos pasa la vida año tras año sin darnos cuenta, y el tiempo que nos queda nos lo roba, el miedo a no romper esquemas establecidos, al NO saber liberarnos de la CULPA, autocastigándonos permanentemente y no permitirnos tener éxito ni ser felices.

Todos los temas que se tocan en este libro son para hacerles pensar, reflexionar y tomar conciencia, lo que expongo sobre conflictos, sufrimientos y enfermedades… es para que reaccionen por duro que sea.

¿Os suena el dicho: ¿EL TIEMPO ES ORO? Realmente es oro, es un don divino que nos es dado desde el momento en que nacemos y que sin darnos cuenta muchas veces desperdiciamos (viendo programas que aportan nada, teniendo conversaciones estériles con amigos, vecinos, conocidos, compañeros de trabajo…, jugando videojuegos, navegando por las redes sociales…)  Pensemos fríamente, creo que perdemos un 25 % de nuestra vida, por un mal uso del tiempo, eso es no ser consciente, es una forma muy sutil de autocastigarnos, ¿se imagina si en ese tiempo hiciéramos cosas útiles y prácticas? Lo que ganaríamos a favor de nuestro, podríamos hacer cursos de crecimiento personal, ver videos de formación de diferentes temas (salud emocional, música, arte, deportes…) hacer todas aquellas cosas que nos hacen feliz a nosotros y a los demás.  Que no nos pase lo que dijo en una entrevista la hija de Salvador Allende: “Lo más triste de mi vida es que no me he enterado de que he vivido”, demoledora manifestación, nos tiene que hacer reflexionar seriamente, que se haya nacido y que antes de morir nos demos cuenta que no hemos vivido es algo muy triste, que no nos pase como a ella.  VIVA, VIVA, VIVA CONSCIENTEMENTE.

John Banville, premio Príncipe de Asturias en un artículo de La Contra de la vanguardia del 3/2/2016, dice: Pero me acuesto con 20 y me levanto con 70, ¡Dios! Todo pasa demasiado de prisa y ya tengo edad para aconsejarle, meta la pata y enamórese de quien no debe, atrévase a decir lo que quiera, equivóquese y rectifique tal vez, pero sobre todo corra, corra, más que los años”, impresionante para hacernos reflexionar sobre el tiempo.

AFRONTAR LA VIDA DESDE UNA ACTITUD POSITIVA Y CON OPTIMISMO.

Si queremos afrontar un día positivo y con gran optimismo, tenemos que empezar por la mañana, aconsejo que cuando se despierte por la mañana  se ponga la música que más feliz le hace, mientras se ducha, desayuna, seguro que al salir a la calle será otra persona, si quiere prolongar el escuchar su música lo puede hacer en el coche y si puede a ratos en el trabajo, seguro que se encontrará muy bien.

Sabemos que estar con una actitud negativa a la larga nos enfermará, entonces ¿por qué vamos a estar serios, negativos o tristes? El optimista siente la vida con ánimo e ilusión y esto le produce satisfacción.  Deberíamos aumentar nuestro nivel de optimismo cada día, cultivando buenos hábitos de vida, actividad física, buen humor, buena actitud, darnos placeres satisfactorios, bailar, escuchar música, reír y sobre todo hacer felices a las personas que nos rodean.  El optimista no es la persona que lo ve todo color de rosas, sino el que confía que todo irá mejor.

Está demostrado que las personas positivas y con una buena actitud se recuperan mejor de las intervenciones quirúrgicas y alargan su vida.

Un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard, que asocia el optimismo con un menor riesgo de las mujeres de morir de cáncer, enfermedad cardiaca, mentes vasculares, respiratorios e infecciosas, y el pesimismo facilitaba todo lo contrario, desarrollar todo tipo de enfermedades.

La ciencia nos dice que formamos parte de una energía universal, si somos negativos atraeremos situaciones negativas y destructivas, generaremos problemas sociales, perderemos oportunidades en la vida, no nos vamos a sentir felices nunca.  Mientras si somos positivos y optimistas vibraremos en el amor, en la ilusión, alegría, que contagiaremos a los demás y atraeremos la buena suerte y la vida nos sonreirá.  Hay que llevar una vida organizada, no se puede estar improvisando todo el rato, se desayuna, se come, se cena, nos acostamos y nos levantamos en las horas determinadas, todo programado dentro de una flexibilidad, porque si no, sería un caos.

Si la pareja con hijos funciona bien, tenemos que hacer todo lo posible para que fuera del hogar también funcione bien, porque si no se vuelve todo MONOTONO, que no hay quien lo aguante, al igual que en el trabajo, en el hogar y con el OCIO, hay que reinventarse cada día para que no aparezca la monotonía, el aburrimiento ya que estas circunstancias traen malas consecuencias, no favorecen.

En el hogar si solo hay un televisor, nunca puede tener el mando siempre la misma persona, eso se llama egoísmo, el diálogo entre pareja e hijos no debe faltar, hay que repartirse la faena de la casa,  la mujer no debe cargar con toda la faena de la casa,  hay que saber delegar y cada uno tiene que tener claro en que colabora, tiene que haber tiempo para todo, lectura, estudio, películas, pasatiempos, deportes… pero sobre todo que haga feliz al grupo o pareja, yo siempre aconsejo que se tenga en cuenta el crecimiento personal, para eso hay conferencias maravillosas de un valor incalculable, es increíble lo que tenemos en internet para aprender y divertirnos, le daré algunos ejemplos:  Deepak Chopra para aprender sobre lo holístico y cuántico, Wayne Dyer para aprender la dimensión del perdón y  la espiritualidad, Louise Hay para aprender del amor y del positivismo,  Dr. Mario Alonso Puig  para tomar conciencia sobre diferentes aspectos de la vida (salud, felicidad y bienestar), Raimon Samsó para aprender sobre finanzas y liderazgo.  No dejen de ver a estos sabios, ofrecen una información y formación de valor incalculable.

SABER VIVIR, HOY, AQUÍ y AHORA es saber gestionar todos los problemas, conflictos, situaciones inesperadas, crisis, enfermedades, duelos, enfados, actitudes agresivas y de tristeza.

Si teniendo desarrollado en parte nuestro crecimiento personal nos cuesta gestionar todas estas circunstancias, imagínese si no lo tuviéramos desarrollado, eso se convertiría en un SIN VIVIR, en un estado de angustia y ansiedad permanente, es imposible vivir de esta forma, pero sin embargo vivimos.  Nos adaptamos y tomamos esta vida como si fuera natural, nada más lejos de la realidad, lo triste y lamentable no es que tomemos esta vida como  forma natural de vivir, si no que NO nos damos el permiso de intentar conocer otras o formas de más felicidad, amor, tranquilidad, bienestar… este es el autentico drama de la vida, que el sentimiento de culpa nos lo impide, tengamos el coraje de decir basta ya,  a tanta ignorancia emocional, de decir quiero ser feliz y libre, sin ninguna atadura que nos tenga esclavizados, hasta cuándo vamos a seguir esperando.  Piense que cuando desarrollemos nuestro CRECIMIENTO PERSONAL tendremos respuestas para dar solución a todos aquellos conflictos emocionales que el ser humano sufre por una y otra causa, desarrollar nuestra autoestima, y capacidad de compresión, para entender todas aquellas situaciones y circunstancias que antes no lográbamos entender.

CONSEJOS Y REFLEXIONES PARA APRENDER A VIVIR HOY, AQUÍ Y AHORA:

  • Desarrollar un crecimiento personal de por vida.
  • Aceptar que podemos destacar en muchas cosas pero que siempre podremos aprender de otras y eso nos tiene que llevar a una superación constante y permanente tanto profesional como emocional.
  • Aceptemos nuestra baja autoestima, para hacer un esfuerzo y aumentarla.
  • Saber reírnos de nosotros mismos, para poder reírnos de todo lo demás.
  • Buscar el lado bueno de las cosas, lo debemos hacer por nuestra salud.
  • Aceptarnos con nuestros defectos, porque si tienes un alma buena, serás el más bello del mundo.
  • Aceptemos las críticas, para aprender de nosotros mismo, pregunta a tus amigos: ¿Qué me criticarías?, para aprender.
  • Analizar los conflictos para superarlos (consultar a profesionales según el tipo de conflicto).
  • Tener siempre inquietud de superación.
  • No te permitas aburrirte, si te aburres no vives.
  • No te agobies nunca, respira, reflexiona y planifica, si no enfermarás.
  • Saber priorizar:   trabajo, estudio, ocio…
  • No deje los problemas para mañana, soluciónelos hoy si es posible, o lo antes posible, si pasamos mucho tiempo (semanas, meses, años) con un problema seguro que lo vamos a somatizar.
  • No nos permitamos estar enfadados o estresados, nos enfermara a la larga o a la corta.
  • No busquemos culpables, busquemos soluciones.
  • Seamos siempre personas agradables y ten siempre una sonrisa en los labios.
  • Acordarnos siempre de nuestros padres, hermanos, llamarlos o enviarles algún mensaje, diciéndoles lo mucho que los queremos y que no los olvidamos.
  • Hacer aquellas cosas que nos hacen felices tanto a nosotros como a los demás.
  • Realizar cursos o seminarios de Crecimiento Personal.
  • Escuchar música, bailar.
  • Practicar yoga, meditación.
  • Leer poesía, obras de teatro,
  • Hacer terapias de grupo, danza, teatro musical terapéutico, risoterapia, gimnasio, baños terapéuticos…
  • Mimar a tu pareja, darle un montón de besos y abrazos y decirles que la quieres.
  • Si no somos conscientes de lo que estamos haciendo en cada momento, no lo estamos disfrutando, por lo tanto, hay que verbalizarlo,Soy consciente de este momento único, especial y lo estoy disfrutando al máximo”, cuando comemos, reímos, haciendo el amor, cuando estamos con los hijos, pareja, amigos, todo.

EL ABURRIMIENTO NO TIENE CABIDA EN SABER VIVIR HOY AQUÍ Y AHORA

El saber elegir grupos de amigos o conocidos que nos hagan feliz y nosotros a ellos, tiene que ser un propósito de vida, ya que nuestra relación con los demás gira para desarrollar un vida de felicidad, por lo tanto deberíamos tener varios grupos para relacionarnos ya que cuando tenemos uno solo, se reducen las posibilidades de conocer amistades de aprender de los demás y sobre todo saber vivir con diversidad de personas.   Normalmente estamos acostumbrados a tener un solo grupo de amigos y toda nuestra vida la hacemos con ese grupo (cenas, viajes, deporte…) bien, pero ¿siempre el mismo grupo?

Existen muchas agrupaciones, con diferentes inquietudes, por ejemplo:

Grupo para degustar, (buscar restaurantes típicos, buena comida). para ver museos, castillos, pueblos pintorescos para bailar. (Solicite el Baile como Terapia). para hacer senderismo. para hacer terapias de crecimiento personal. para hacer deporte (gimnasio). para hacer teatro, comedia musical, danza, risoterapia. para hacer video terapia, ver videos de personas sabias y grandes maestros. para hacer viajes concertados (para ver conciertos, teatros, ciudades). de desarrollo intelectual, para que cada semana un integrante del grupo pueda exponer una temática (cine, ciencia, marketing, economía…)

LA RISA COMO TERAPIA EN SABER VIVIR EN HOY, AQUÍ Y AHORA.

El optimismo nos pone de buen humor, lo cual beneficia a nuestro sistema inmunológico.

  • La risa es un antídoto contra la adversidad.
  • La risa libera endorfinas, responsables en gran parte del bienestar.
  • La risa actúa como analgésico, ayuda a conciliar el sueño.
  • La risa ayuda a ser feliz, tener ilusión y ganas de vivir.
  • La risa reduce la inflamación por la liberación de catecolaminas.
  • La risa previene ciertas enfermedades, depresiones, fibromialgia, infartos….
  • La risa elimina la negatividad, agresividad, ira.
  • La risa ayuda a sentirse más relajado y a conciliar el sueño.
  • La risa libera al organismo de energías negativas.
  • La risa aumenta la capacidad pulmonar.
  • La risa, el positivismo y la música son el mejor antídoto para toda enfermedad.
  • La risa es la mejor terapia para eliminar la tristeza y el estrés inmediatamente.
  • La risa favorece la comunicación y la empatía.
  • La risa rompe las cadenas de la timidez, amargura, sufrimiento, angustia…
  • La risa ayuda a activar células específicas que destruyen las cancerígenas (Art. Del periódico Nuevo Día del 13/8/95 de Pto. Rico.
  • La risa nos convierte en personas agradables, simpáticas, aceptadas, cariñosas…
  • No Hay cosa más bella que ver reír a un bebé y a una mujer.
  • La risa es el mejor antídoto para atenuar el sufrimiento.
  • Es imposible que la persona que ríe no tenga una buena alma.
  • Desconfíe de las personas que no ríen.

Nos dice Calisto Suarez, representante de los mamos, líderes espirituales del pueblo Arhuaco en un artículo de La Contra de la Vanguardia de 8/9/1917: “La alegría es un deber para con los demás”, hay que saber observar y vivir en la alegría.  Nuestro compromiso es cuidar de los humanos y del mundo, el sentido es la gratitud a la vida.  Hay que ser agradecido, si tienes fe en ti mismo todo funciona.   El problema es que el ser humano no se auto valora y ese es el principio fundamental de la conexión con la creación, la autoconfianza, la paz interior… el resto es experimentar y vivir.  Las personas alegres armonizan el planeta porque no llevan pensamientos desarmónicos en su mente, acepta las cosas como son dentro del caos, es armonizar el planeta. Hay que entender lo importante que somos cada uno de nosotros, somos importantes porque sentimos y vivimos, somos creadores, somos sagrados para la vida.  Con lo que nos dice el Sr. Calisto y si queremos aprender lo podemos hacer y mucho.

¿Qué esperamos para empezar a reír YA?, cuéntele un chiste a quien tenga a su lado, haga terapia de la risa, ¡pero ría, ría, ría YA!

Recuerde saber vivir hoy, aquí y ahora, es ser consciente de que somos felices y si no compartimos esa felicidad, no sabremos vivir.

Aprender a ser feliz

En la revista Il Mio Papa del 1/06/2017 el Papa Francisco dice: “Tened la valentía de ser felices”. Parece ser que el Papa observa en la humanidad que no hay la suficiente valentía para tomar esta decisión que para él es fundamental en el ser humano: SER FELIZ. Tal vez
seamos cómodos, podríamos pensar que ya vivimos bien como vivimos, pero ¿cómo vivimos? Si partimos de la base de que vivimos en una sociedad enferma, ¿dónde está la felicidad?; estoy con el Papa Francisco, hay que salir de la zona de confort, de una vida muchas veces monótona, en muchas ocasiones nos volvemos como robots y a veces fingimos que somos personas felices, calmando nuestros dolores, sufrimientos, angustias,
conflictos… con exceso de trabajo, lectura, internet, deporte… tratamos de tapar nuestra infelicidad con todo tipo de autocastigo sutil, nos quedamos congelados en el tiempo con nuestro MIEDO, teniendo el alma encogida, sin poderla liberar por miedo al qué dirán, qué pensaran, y así nos autoengañamos toda una vida. Yo le doy la razón, sí son felices, pero ¿a qué precio?,
¿a qué tanto por ciento? Si es feliz de un 20% a un 30% y usted se ha conformado toda su vida creyendo que vivir en ese tanto por ciento ya le venía bien, ¡QUÉ TRISTE!, porque mi propuesta es que suban ese tanto hasta un 80 o 90% , pero subir este tanto por ciento significa, como dice el Papa Francisco, tener valentía, y yo digo: tenga el coraje para decir BASTA YA de autoengañarnos, quiero ser feliz, pero mi propuesta no es querer ser más feliz porque sí, sino para hacerme a mí más feliz y de esta forma hacer más felices a las personas que me rodean.
Veamos que dicen ciertos personajes acerca de la felicidad para poder aprender de ellos.
Nos dice R.A.E.: la felicidad es un estado de grata satisfacción espiritual y física… ser feliz significa autorrealizarse, alcanzar las metas propias de un ser humano.

Aristóteles (348-322 a.C.), discípulo de Platón, sostenía que todos los hombres persiguen la felicidad, y que la felicidad depende de nosotros mismos; afirma que el hombre feliz vive bien y obra bien, la virtud humana no es la del cuerpo, sino la del alma, así la felicidad será una actividad del alma.
Básicamente para el hinduismo, el budismo, el judaísmo, el cristianismo y el islamismo, la felicidad consiste en hacer lo correcto, lo justo; es vivir haciendo el bien a los demás y cultivar hábitos como el trabajo, la honestidad, la generosidad, la compasión y el amor.
Para Buda (563-483) la felicidad no se encuentra en el exterior del ser humano, en los éxitos laborales, sociales, o amorosos, sino en una actitud interior; con la meditación entraremos en contacto con nuestro corazón, para desarrollar nuestra compasión hacia el sufrimiento ajeno, y encontramos la paz y la felicidad duradera.
Confucio (551-479 a.C.) afirmó que una de las claves de la felicidad es servir a nuestros semejantes de forma desinteresada. Nos realizamos cuando encontramos nuestra función, nuestra contribución en nuestro entorno, con grupos o crear grupos de ayuda…
Cristo es el hombre más feliz porque nada antepuso al amor de Dios, haciéndose servidor de todos. Como Él mismo dijo: el hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por todos.
Nos dice el Dr. José M.ª R. Delgado, neurobiólogo: el secreto de la felicidad no se basa en fórmulas mágicas, sino en darte cuenta de que lo eres, prolongar esta situación y aprender. Porque la felicidad es como la música, tienen que enseñarte a apreciarla para que puedas gozar de ella.
La maestra espiritual hindú Amma en un artículo de La Contra de La Vanguardia con la periodista Inma Sanchis nos dice: Estar contento y feliz depende únicamente de la mente, no de las circunstancias. En realidad, la felicidad depende del dominio de uno mismo. Incluso el más sublime de los paraísos se transforma en un infierno si la mente esta agitada y viceversa.
Vive el presente y sé consciente de él. No culpes a las circunstancias ni a los demás. Tus fracasos, heridas del alma, sufrimientos, miedos… son debidos a alguna debilidad, y esa debilidad es IGNORANCIA, aprender a ser conscientes nos facilita el ser felices.
Llegamos a varias conclusiones:
La ignorancia, como nos dice la maestra AMMA, nos impide ser felices.
Hay un grupo de personas que desgraciadamente están sumidas en la pobreza y no pueden pensar en ser felices, tienen que pensar todo el día en cómo alimentarse, como subsistir, en cómo superar tanto dolor y sufrimiento.
Hay otro grupo que, sin estar sumido en esa pobreza, ignora la existencia de las herramientas de autoayuda, o no tiene acceso a las mismas. Pero estas personas, aún sumidas en su pobreza y en su desconocimiento, nos podrían enseñar y darnos ejemplo de felicidad y sobretodo de amor.
Después está el resto de la humanidad que como estamos, estamos bien; nada más lejos de la realidad. Cómo aprender a ser feliz es un reto más que el ser humano tiene que asumir, y si no lo conseguimos en esta vida, a lo mejor tendríamos que repetir otras vidas para poder conseguirlo.
Me surge una pregunta: ¿Qué hay de esas personas que suponemos que no son felices, que vienen a esta vida con enfermedades incurables, los que mueren cada día de hambre, o las que sufren todo tipo de injusticias, castigos y abusos…?, en mi opinión son personas que vienen a este mundo a darnos ejemplo y despertarnos sentimientos de COMPASIÓN, BONDAD, AMOR y sobretodo de AYUDA; vienen a enseñarnos para que aprendamos de ellos, ya que desde mi punto de vista tienen el cielo y la gloria ganados, en el fondo de su alma tienen que ser los más felices del mundo, ya que vienen con la misión de dar ejemplo, aunque los veamos sufrir de forma dramática, y si no lo saben digámosles nosotros que su misión y mensaje en la tierra es un mensaje de AMOR y FELICIDAD.
Cualidades de las personas felices
• Están llenas de amor. Poseen una gran autoestima. Hacen felices a todos los que tiene a su alrededor. Sienten que la vida tiene sentido de ser vivida. Están siempre en predisposición de AYUDAR. Están en constante aprendizaje, desarrollando todas sus capacidades.
Viven desde la ilusión, la alegría y el positivismo. No se enfadan, reflexionan y dialogan. No están por hacer daño a los demás, sino por hacerlos felices. No son personas agresivas, sino compasivas. No desprecian, sino que aman. No están por hablar, sino por escuchar. No están por recibir, sino por dar. Viven desde el amor, no desde el dolor y la queja.
Si deseamos ser felices de verdad hay una forma que nos lo facilita:
Cuando hacemos un serio propósito de iniciar un crecimiento personal, y solo cuando experimentemos el cambio que hemos buscado, estaremos en condición de sentirnos felices, si no, habremos vivido en una ilusión creyendo que hemos sido felices sin haberlo sido.
El éxito está dentro de nosotros, ¿qué nos impide conseguirlo?
El éxito, como la mayoría de las cosas, está dentro de nosotros. La gran pregunta es por qué unos lo tienen y otros no; parece ser que unos ya lo heredan, otros tienen una visión especial para ello, pero estos representarían solo un 10%, el 90% no se lo permiten. Pero los que tienen un éxito importante en grandes negocios son pocos, y que tengan un éxito
emocional para saber disfrutarlo, menos. Porque a veces llamamos éxito a un negocio que da para vivir bien, tener un buen coche, una torre y tener unas buenas vacaciones; pero si ese éxito ocupa las 24 horas del día pensando en él, ese éxito regálelo, porque para estar 24 horas estresado y angustiado… eso no es éxito, eso es sobrevivir a una situación tóxica que nos llevará asomatizar y padecer cualquier enfermedad.
¿Por qué la mayoría no alcanzamos el éxito? Porque tenemos encima una CULPA enorme, la cual nos va a impedir tener éxito y ser felices.
Si somos personas de condición depresiva estaremos siempre con la tristeza, la melancolía, el pobrecito de mí, con la queja continua y difícilmente vamos a tener éxito desde esta perspectiva.
Si somos de condición neurótica, estaremos desde la agresividad, la impaciencia, la soberbia, la desconsideración, también difícilmente lograremos un éxito total. Pero hay personas de estas actitudes que tienen éxito, pero de qué forma, de qué manera; es difícil trabajar con estas personas porque nunca están contentas, predomina la insatisfacción y su negatividad es el precio que se paga cuando NO ESTAMOS SANOS.
¿POR QUÉ LA GRAN MAYORÍA NO TIENE ÉXITO? Porque se aplica la ley del menor esfuerzo: que piensen los demás, que me den trabajo, yo así estoy bien, para qué voy a intentar tener un negocio si siempre he fracasado.
Otra forma de fracasar yo la llamo autoengaño: elegimos una profesión y empezamos a estudiarla, pero al mismo tiempo elegimos otra y otra y estamos por mil cosas a la vez, menos por la que nos interesa estar para formarnos, es una forma sutil de autocastigo, lo empezamos todo y no terminamos nada.
Otra forma de fracasar es cuando decimos: sí, yo la semana que viene empiezo, bueno, empezaré el mes que viene, ahora va en serio, empezaré el uno de enero, con el nuevo año nuevo trabajo. Pero qué autoengaño tan grande, qué forma tan sutil de autoengaño.
Hay personas que por no estar formadas van al trabajo práctico y de economía sumergida, renuncian a todo tipo de estudios, a aspirar a un trabajo importante, han nacido y han vivido en la ignorancia absoluta y no quieren salir de esta situación y lo más triste es que pocas o ninguna persona les ayuda.
Como ven, se presenta un panorama desolador: los miedos a fracasar, la culpa, el autocastigo y no permitirnos tener éxito, la ley del menor esfuerzo… así es muy difícil tener éxito.
Cuando estamos sanos y con una gran autoestima, implica adquirir seguridad y confianza, donde existe la reflexión, la capacidad de prever, de tener como mínimo tres planes: A, B y C. Cuando te sientes feliz vives desde la satisfacción, ilusión, motivación, entonces estamos en predisposición de REINVERTARNOS cada día. Cuando estamos enfermos emocionalmente, es casi imposible que se dé el éxito, por eso fracasamos; pero existe un fracaso muy bueno para aprender y existe un fracaso que nos hunde en la miseria porque detrás está la fuerza de la CULPA. Por esta y otras razones no me cansaré de decirle LO IMPORTANTE que es ESTAR SANO.
Veamos que han hecho algunas personas que han tenido éxito:
Amancio Ortega, dueño de Zara, cuando empezó podría haber pensado: ¡uf!, cuantas marcas y multinacionales ya existen, cómo voy a hacerles competencia. No, él no dudó, INNOVÓ, y se REINVENTÓ sobre lo que ya existía, y ahí lo tienen, el primer millonario de España y décimo del mundo.
Si tenemos un negocio debemos innovar y reinventarnos para tener el éxito que pretendemos y convertirnos en otro Amancio Ortega. Si tienes una tienda equis, por qué te conformas con una tienda y no pones una cadena, todo previo estudio de mercado y una a una.
Conozco un gurú de las finanzas y seguro que le puede ayudar mucho; ha escrito varios libros, pero hay uno que le gustará mucho, se llama “El código del dinero”, el autor es Raimon Samsó, se lo recomiendo, tiene muchos videos en YouTube.
Para obtener éxito en la vida es muy importante saber gestionar el tiempo, creo que si no sabemos gestionar el tiempo difícilmente vamos a tener éxito. Sin tiempo no podemos realizar NADA, qué forma más sutil de autocastigo. A continuación, un artículo de El Periódico del 25/05/2008 donde Gastón Hernández nos habla sobre este tema, “La gestión del tiempo”.
Los principales ladrones del tiempo, sistematizados en el libro The time trap, de Alec Mackenzie: primero es la falta de planificación, que nos lleva a confundir prioridades. Después existe el mal hábito de no delegar, ya sea por un exceso de ego, de desconfianza o de incapacidad para decir no, reducir las visitas inesperadas y reuniones improvisadas. La falta de autodisciplina también nos hace perder mucho tiempo, la desorganización personal y la tendencia a dejar las tareas inacabadas para el día de mañana o la siguiente semana… Mackenzie basa su teoría de la gestión del tiempo en que en primer lugar debemos ponernos metas a largo plazo, unas metas alcanzables, específicas, con fechas límite y flexibles, por si necesitamos modificarlas.
A continuación, necesitamos establecer unos objetivos a corto plazo que nos ayudarán a conseguir las metas antes citadas. Además, debemos tener claras nuestras prioridades diarias y dejar de lado aquello postergable o innecesario, aunque sean estas precisamente las tareas que más nos gusten.
Decía Séneca: Nuestro tiempo en parte nos lo roban, en parte nos lo quitan, y el que nos queda lo perdemos sin darnos cuenta.
Si ha fracasado una y mil veces busque este artículo en La Contra de La Vanguardia del 20/12/2014: “El mayor aprendizaje de mi vida ha sido ser un fracasado”, seguro que le va a dar mucha información y buena.
Creo que el ser humano cuando más se reinventa es cuando está en crisis, porque no tiene más remedio, por eso son buenas las crisis de todo tipo, porque APRENDEMOS, ya sé que hay personas que nunca aprenden porque detrás hay miedos terroríficos, una culpa destructiva, una baja autoestima de grado máximo…, mil causas para estar en situación de desesperación, pero si uno quiere uno puede, busque los recursos que necesita y los encontrará, salga de la zona de confort y del no sé y el no puedo, ¡basta ya!, resurja de una
vez, sea valiente.
Nos tomamos el fracaso como que no servimos para nada, cuando es todo lo contrario. Nos lo pone el universo para aprender de él, para enseñarnos que no hemos aprendido lo suficiente, que lo tenemos que hacer de diferente forma, que a lo mejor esa profesión te gusta mucho pero no es la que amas, quizás debemos tener mayor formación de marketing y planificación, quizás le hemos puesto mucha ilusión, pero no el suficiente conocimiento ni
esfuerzo.
El fracaso es el primer escalón del éxito, entonces ¿qué debemos hacer?
Veamos que nos dicen algunas personas para que nos sirva de reflexión.
Reinier de Graaf: “Si piensas en pequeño, tus resultados son pequeños”. Mi consejo: si piensas en mantenerte en la tiendita que tienes y vivir de ella toda la vida, eso es pensar en pequeño; crear una cadena en la provincia es pensar un poco grande; poner la cadena en la comunidad es importante, si es en toda España eso sería pensar en grande, y si es ponerla y vender a todo el mundo es extraordinario. Espero que le sirva este ejemplo, MEDÍTELO.
Decía Gandhi: “El éxito de la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos superados que has tenido que enfrentar en el cambio”.
El golfista Gary Player: “Cuanto más práctico, mejor suerte tengo”.
Nos dice Alex Rovira, gran conferencista, se puede aprender mucho de él: “Tú eres tu causa de tu buena suerte”.
Dice Michele Manzano: “Tu mala suerte es culpa tuya, porque el sistema es perfecto”. Podríamos pensar, si tenemos la mala suerte, que los miedos, la culpa, pensar en pequeño, baja autoestima y el conocimiento es mínimo, no vamos a tener muchas oportunidades en la vida, pero no, porque con el Internet podemos vender a todo el mundo desde casa. Tienes en tus manos el mercado más grande, aprende a venderte.
Hoy, en situación de doble crisis, la económica y la crisis que nos está produciendo la pandemia de la covid, o nos reinventamos o perecemos; esta situación es la gran prueba para la humanidad, si nunca hemos pensado ahora vamos a pensar, si hemos estado dormidos o en hibernación ahora vamos a despertar, si hemos estado siempre en la zona de confort ahora vamos a salir de ella, si antes estábamos en la inercia ahora nos toca la acción, Y TODO ES PARA APRENDER LAS GRANDES LECCIONES DE LA VIDA.
Tenemos que sentarnos, ponernos una música agradable, claro que yo le aconsejaría nuestro Cd de música creativizante, coja libreta y bolígrafo y escriba lo que más le gusta, ahora escriba lo que ama hacer; esto es lo que hay que hacer, porque cuando uno hace lo que ama siempre está de vacaciones, porque estas disfrutando siempre, pero nos tenemos que reinventar, transformar.
Para esto debemos entender la metáfora de la oruga y la mariposa, no es nueva pero sigue siendo eficaz: la oruga desaparece en una realidad y nace en otra, esta vez como una mariposa con alas para volar, debe dejar atrás su anterior vida de oruga, y no parece que sea una gran pérdida. ¿Cuándo aprenderemos de esta metáfora? Aquí algunos consejos para reflexionar:
1. ¿Qué puedo hacer yo en mi trabajo para hacerlo mejor que los demás y que me conozcan muchas más personas de las que me conocen?
2. ¿Tengo que dejar esta profesión que, aunque esté viviendo bien de ella, pero siento que no me llena? Si amas otra profesión, cámbiala.
3. Si somos socios de una empresa y tenemos solo dos productos que se vendían muy bien antes de la crisis, ¿a qué se espera para crear dos, cuatro, seis o más productos nuevos?
4. ¿Qué no hay aquí en mi pueblo, ciudad o región, que yo pueda ofrecer y tener una empresa de éxito? Si buscas, como mínimo hay 10 cosas que puedes elegir.
5. ¿Qué le gustaría al público de tu zona, que tú se lo podrías ofrecer?
Reflexionemos: planchar ropa, limpiar alfombras, cortinas, zapatos…, mil cosas.
6. Montar un centro para estimular la creatividad, la memoria, juegos creativos, pintura, arteterapia, musicoterapia, talleres de saber vivir para personas de la tercera edad y niños…
7. Montar un centro de terapias para hacer feliz y proporcionar salud (reflexología, masaje terapéutico, digitopuntura, danza y baile terapéutico…).
8. Crear centros para cuidar niños mientras las madres hacen otras cosas, personas ayores, hacer limpiezas, hacer la compra…
9. Montar un centro de multiservicios (electricista, fontanería, mensajería…).
REINVÉNTESE. Si no es en su profesión invente usted una o más profesiones, hay miles de profesiones por reinventar, piense, reflexione y seguro que va a crear una.
Reflexionemos sobre la frase de Daniel Goleman, la considero vital para conseguir el éxito que todo ser humano desea tener, él nos dice:
“El coeficiente intelectual es IMPORTANTE, pero el éxito depende de la INTELIGENCIA EMOCIONAL”.
Muchas veces no sirve de nada que seamos muy inteligentes, porque si no estamos sanos emocionalmente a veces el éxito va a ser imposible. Por consiguiente, debemos seguir ciertas reglas para lograr el éxito:
Primero: estar sano emocionalmente.
Segundo: tener una gran autoestima.
Tercero: que ames tu profesión.
Cuarto: tener máximo conocimiento de lo que hacemos (estar en constante aprendizaje).
Quinto: ser previsor, tener más de un plan (A, B, C y D).
Sexto: ser disciplinado, constante y persistente.
Séptimo: consultar siempre a profesionales especializados según el problema que tengamos.
Octavo: saber innovar y reinventarse cada día para ser el mejor en tu zona de influencia.
Noveno: hacer de lo cotidiano, algo extraordinario.

No olvidemos que en Internet hay auténticos gurús de las finanzas, ventas, marketing… que comparten sus conocimientos gratuitamente, que podemos aprender mucho. Cuando crea que lo sabe todo, entre en Internet para que siga aprendiendo y comprobar que sabe muy poco. El constante aprendizaje nos capacitará mucho más para INNOVAR, REINVENTARNOS
y conseguir el ÉXITO deseado; pero recuerde que aunque tengamos mucho éxito, si no sabemos disfrutarlo y no somos felices, ese éxito es tóxico y no sirve de nada. Llego a la conclusión de que, si no nos rendimos nunca, el mundo nos estará esperando para triunfar.

Tomado del libro: Nuevas técnicas saludables para armonizar almas y hogares.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *