CONOCE EL PODER TERAPÉUTICO, EDUCATIVO Y SANADOR DE LA MÚSICA.

   
     Contacto directo: 678 451 361

Carrer Europa 16, Bajos
08028 Barcelona - mapa

Reflexionando   arrow

Quiero Compartir con Vosotros.

En una ocasión escuchando al Dr. Deepak Chopra, hacía referencia a un escrito muy antiguo,  encontrado en los años 40, en el desierto de Egipto, no se sabe su autor, dicho escrito ponía:   Abriste  mi corazón de par en par, y me colmaste de amor. Derramaste tu espíritu en el mío. Te conocí igual que me he conocido a mi mismo. Mis ojos están radiantes con tu luz; mis oídos se deleitan con tu música; mi nariz se llena de tu fragancia; y mi rostro se cubre con tu rocío. Has hecho que vea todo brillar, has hecho que vea todo como algo nuevo, me has concedido la calma perfecta y me he convertido en el paraíso. Y al haberme convertido en el paraíso, mi alma se ha curado

Al escuchar esto me emocioné tanto, sentí en mi alma que el autor de esta frase debía haber estado al lado de una presencia espiritual, para poder expresar tales palabras llenas de amor, agradecimiento y paz,  creo que no se puede expresar tanto amor y agradecimiento en ta pocas palabras.

Un día mientras meditaba visualicé una luz y me pregunté: Si fuera Dios, que le dirías…?  y me puse a escribir, y de mi alma salieron estas palabras, que comparto con vosotros.

“Gracias Señor, por hacerme merecedor de esta vida, nunca pensé que me colmaras de tanto amor y me dieras tantas oportunidades.  Que me hicieras entender que todos los obstáculos y sufrimientos, son para aprender las grandes lecciones de la vida.  Me hiciste comprender, que los padres no tienen culpa alguna de sus comportamientos erróneos, hacia sus hijos, sino que es la proyección de sus conflictos sin resolver.  Gracias Señor por hacerme ver que el perdonar a los padres,  a las personas que nos han hecho sufrir  y perdonarse a sí mismo, es lo que más sana y hace feliz al ser humano.

Gracias Señor por indicarme que el camino a seguir para mi  autosanación y autorrealización , es conocer  que el sentido de la vida, es ser feliz y poseer  un gran  AMOR ,  gracias por darme la oportunidad de compartir este inmenso amor y la felicidad con los demás .  Llenaste mi alma y mi  espíritu con tu luz haciéndome  sentir más  cerca y unido a ti, gracias  Señor”.

……si un día te haces la misma pregunta, reflexionas y describes todos aquellos sentimientos que salgan de tu alma, te agradecería que lo compartieras para nuestro crecimiento espiritual. 

 *  * * * * * * * * * * * * * * * *     

Existen muchas formas de expresar y definir el Amor en la carta que Albert Einstein le envía a su hija, hace una alegoría al amor,digna de un sabio como él.

Dicha carta dice:  ” 

“Cuando propuse la teoría de la relatividad, muy pocos me entendieron, y lo que te revelaré ahora para que lo transmitas a la humanidad también chocará con la incomprensión y los perjuicios del mundo. Te pido aun así, que la custodies todo el tiempo que sea necesario, años, décadas, hasta que la sociedad haya avanzado lo suficiente para acoger lo que te explico a continuación.

Hay una fuerza extremadamente poderosa para la que hasta ahora la ciencia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está detrás de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún no haya sido identificado por nosotros. Esta fuerza universal es el amor.

Cuando los científicos buscaban una teoría unificada del universo olvidaron la más invisible y poderosa de las fuerzas.

El amor es luz, dado que ilumina a quien lo da y lo recibe. El amor es gravedad, porque hace que unas personas se sientan atraídas por otras. El amor es potencia, porque multiplica lo mejor que tenemos, y permite que la humanidad no se extinga en su ciego egoísmo. El amor revela y desvela. Por amor se vive y se muere. El amor es Dios, y Dios es amor.

Esta fuerza lo explica todo y da sentido en mayúsculas a la vida. Ésta es la variable que hemos obviado durante demasiado tiempo, tal vez porque el amor nos da miedo, ya que es la única energía del universo que el ser humano no ha aprendido a manejar a su antojo.

Para dar visibilidad al amor, he hecho una simple sustitución en mi ecuación más célebre. Si en lugar de E= mc2 aceptamos que la energía para sanar el mundo puede obtenerse a través del amor multiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que existe, porque no tiene límites.

Tras el fracaso de la humanidad en el uso y control de las otras fuerzas del universo, que se han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos de otra clase de energía. Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo y cada ser sintiente que en él habita, el amor es la única y la última respuesta.

Quizás aún no estemos preparados para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante potente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que asolan el planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya energía espera ser liberada.

Cuando aprendamos a dar y recibir esta energía universal, querida Lieserl, comprobaremos que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede, porque el amor es la quintaesencia de la vida.

Lamento profundamente no haberte sabido expresar lo que alberga mi corazón, que ha latido silenciosamente por ti toda mi vida. Tal vez sea demasiado tarde para pedir perdón, pero como el tiempo es relativo, necesito decirte que te quiero y que gracias a ti he llegado a la última respuesta.

Tu padre. ( Albert Einstein)” 

EnginyWorks technologies SL programación web Barcelona