Decoracion Biosaludable

Esta institución ofrece sus servicios a quienes estén interesados en aplicar la Decoración Biosaludable, en su hogar o centro de trabajo. Un estilo nuevo que destaca por sus características terapéuticas y saludables, y que sin lugar a dudas hará más felices a las personas que disfruten de ella.
También ofrecemos nuestra colaboración a interioristas, arquitectos, ingenieros, en el desarrollo de sus proyectos, que deseen incluir un matiz biosaludable (terapéutico) y diferenciador, en un mundo que se inclina cada vez más hacia lo natural, ecológico y saludable.
Nuestro departamento de decoración y diseño está formado por un equipo de profesionales en el campo de la decoración, ofreciendo asesoramiento y presupuestos.
Contamos con tres formatos para elegir una decoración biosaludable:
1) Decoración Básica: Aquella decoración que se basa en asesorar al cliente en el tema del color de paredes, puertas y ventanas.
2) Decoración Intermedia: Aquella que incluye la decoración básica más la elección de cuadros artísticos y ornamentos terapéuticos.
3) Decoración integral: Incluye las dos decoraciones anteriores más todos aquellos elementos que integran un hogar o centro de trabajo: mobiliario, menage, alfombras, suelos, cortinas, creación de espacios especiales…
Nos gustaría ayudarle a conocer un nuevo estilo de decoración como nunca había soñado, y pueda experimentar nuevos sentimientos y sensaciones que le harán inmensamente feliz.
Hacemos una pequeña introducción sobre la Decoración Biosaludable, extraida del libro “Nuevas técnicas saludables para armonizar almas y hogares”.

Definición de Decoración Biosaludable Integral, Sistema LAM

Se define como un sistema holístico integrador de diferentes elementos, que actuando sinérgicamente logran una decoración y sobre todo ayuda a desarrollar salud y armonía, para que las personas que habiten ese hogar o centro de trabajo se sientan plenamente felices, ayudándoles en su autosanación.
DECORACIÓN – BIOSALUDABLE – INTEGRAL – SISTEMA LAM
Decoración: es la colocación y combinación de elementos funcionales y ornamentales en un espacio, para embellecerlo, adornarlo y crear el ambiente deseado.
Bio: significado de vida, fuerza vital interna sustancial mediante la que obra el ser que la posee. Uno de los cometidos de esta decoración es transmitir vida, a través de la alegría, ilusión, motivación, vitalidad y felicidad que inspira.
Saludable: como hemos mencionado este concepto es vital y determinante en esta decoración, ya que es su principal objetivo, el TRANSMITIR SALUD en la totalidad del hogar o centro de trabajo. De ahí la diferenciación de este estilo de decoración holística.
Integral: significa fusionar dos o más conceptos diferentes entre sí, para conformar un todo. Para lograr este concepto de integral tuvimos que desarrollar nuestra capacidad creativa, uniendo diferentes ciencias, disciplinas, técnicas, formatos varios, para desarrollar al máximo el concepto de DECORACIÓN BIO-SALUDABLE INTEGRAL.
Sistema LAM: Sistema creado por Lorenzo Amaro Medina L.A.M.
Bases fundamentales de la decoración biosaludable integral (sistema LAM)
Como expongo anteriormente mi admiración por las propiedades del color vienen desde mi infancia, el color lo considero fundamental e imprescindible, su estudio, selección, y proyección a la hora de una decoración biosaludable. Por este motivo desarrollaremos una amplia información sobre el mismo, ya que, para esta decoración, no todos los colores sirven, desde nuestra perspectiva de salud, así como otros estudiosos del tema lo atestiguan.
Es tanta mi admiración por la psicología del color que dedico un capitulo en mi libro Propiedades Terapéuticas y Educativas de la Música, y en los Máster que ofrecía, dentro de la asignatura Arteterapia, también ofrecíamos a los alumnos la asignatura de psicología del color, ya que considero que juntamente con la música, son dos armonizadores indispensables del cuerpo y del alma.
Hace 40 años, un 31 de julio de 1980, leí en un artículo de La Vanguardia, el cual me impactó, por sus afirmaciones tan lógicas, se lo transcribo textualmente:
“Pintar paredes de las cárceles de colores alegres que estimulen el optimismo y disminuyan la agresividad” propuso un científico de Salzburgo para mejorar la vida de los reclusos. Con ello el profesor universitario Sepp Steiner, que enseña en Salzburgo, psicología del entorno aplicado, pretende incorporar las modernas investigaciones sobre los efectos psicológicos del color a la vida carcelaria.
Fuera el gris por inhumano, desesperanzador y agresivo, y que venga el verde y el amarillo, que despiertan optimismo y ganas de vivir dice el Prof. Sepp, que ya ha ensayado el procedimiento en reformatorios con resultados positivos.
Queda claro que este profesor y otros que iremos señalando posteriormente, opinan parecido referente al color gris, negro y marrón oscuro, por lo que ya se deben imaginar que este como otros colores negativos NUNCA se empleara en una decoración biosaludable.
Mientras ofrecía unos seminarios de Salud Emocional y Terapia Musical en la cárcel Modelo de Barcelona, un día me comentó su directora, que observaba con cierta inquietud, mucha agresividad en los confinados, yo le comenté, no es un sitio donde un ser humano podría estar tranquilo y contento, pero si lo que le rodea a nivel de los efectos del color y la música no le favorece, pues estas personas difícilmente se van a sentir tranquilas y relajadas.
Le comenté a la directora, quite el color gris de las paredes y pasillos, no es el color más acertado, dibujen en las paredes del patio, naturaleza, árboles, flores de colores pasteles, para que tengan el sentimiento de estar en medio de la naturaleza. Yo entiendo que se pinte de gris porque es un color que tiene la particularidad de disimular la suciedad, entre otras cosas. Le dije que, en la emisora interna de la cárcel de 14 a 16 h, quitaran la música heavy metal y pusieran una música relajante para favorecer la siesta y la relajación. No sé si se llegó a hacerlo, pero esos fueron mis consejos.
Hago esta introducción para que tomemos conciencia de porqué, tendrán cabida unos colores y otros no en la decoración Bio saludable, ya que la prioridad es la SALUD, el Bienestar y la Felicidad.
A partir de ahora iremos descifrando todos aquellos elementos que configuran la base fundamental de la DECORACIÓN BIOSALUDABLE INTEGRAL, desarrollando un estudio de ello, ya que de esta forma se le da la importancia y se conoce sus verdaderos efectos terapéuticos.

El color como base fundamental de este sistema holístico de decoración.

Trataremos de tener una visión clara y precisa del color, su origen, formas, características, tonalidades, sus virtudes y sus efectos no terapéuticos, para lograr en todo hogar o centro de trabajo, la máxima armonización, satisfacción, felicidad, por todo un estudio que va a enfocado a favorecer la SALUD de las personas, que tanto necesitamos todos los seres humanos, por el estrés y los conflictos que vivimos en el día a día y esta es la razón suprema de tener este tipo de decoración biosaludable, en todos aquellos espacios que nos rodean proporcionándonos salud, bienestar y felicidad.

¿Sabemos decorar nuestro hogar o centro de trabajo?

Seguro que la gran mayoría contestaríamos que si a esta pregunta, como no vamos a saber elegir uno o varios colores, o elegir un mobiliario, ornamentos, cuadros, alfombras, cortinas, moquetas, parqué, etc., todos tenemos en nuestro hogar la decoración que en su día eligió una pareja o familia, según sus gustos y así lo llevaron a cabo. Pero antes quiero hacer una reflexión, quiero transmitir lo que sucedió entre una paciente y el doctor Bernard Jensen.
Comenta el Dr. Bernard Jensen que conoció a una maestra la cual le comentó lo mucho que odiaba volver a casa, “no me siento a gusto en mi propia casa. No soy una persona a quien no le guste la vida. Me gusta la gente y me gustan las cosas. No sé lo que pasa, pero no me siento bien en casa”. Me pidió que le echara un vistazo a su casa, así que la acompañé. Entré en su sala de estar e inmediatamente sentí que me invadía un escalofrió glacial. Su salón estaba pintado de azul oscuro, y cuando nos sentamos en la mesa no pude comer nada. Quería terminar cuanto antes y salir de allí. Pero le pregunté “Que es lo que deseas más que ninguna otra cosa en la vida”, me dijo: quisiera tener más sol. Le dije bien querida, voy a decirte lo que tienes que hacer:
Vas a pintar este salón de color naranja o amarillo. Pero me gusta el azul me dijo, es evidente que te gusta –le contesté– pero está acabando contigo. Más adelante recibí una carta preciosa de ella, diciéndome: Cambiaste toda mi vida, no puedo creer que un simple color pudiera cambiar tanto mi vida.
Estoy deseando que llegue la hora de volver a casa. Podemos sacar varias conclusiones de este relato, podríamos tener colores en nuestros hogares, que no sean los más terapéuticos, pero como ya estaban allí, los dejamos. Pintamos nuestros hogares y centros de trabajo con los colores que más nos gustan, pero quizás son los menos indicados para nuestra salud. ¿Cómo es posible esto?, fíjese en el relato anterior, a la paciente le gustaba el azul oscuro, pero es un color considerado tóxico, la estaba enfermando y haciéndole la vida infeliz.
Otro ejemplo, esta vez con música, si yo le preguntara a Ud. Querido lector, ¿Le gusta el concierto de Aranjuez? Que está compuesto por un allegro– adagio–allegro, por nuestro querido compositor Joaquín Rodrigo, conocido mundialmente por lo grandioso de su obra musical, seguro que el 99% me diría que sí, a todo el mundo le gusta esta obra musical, pero su adagio que es el más relevante de esta obra, lo escribió cuando le dan la triste noticia que su esposa había perdido el hijo que esperaban. Por esta terrible circunstancia, este adagio está cargado de tristeza, melancolía, pérdida, dolor… por consiguiente cuando escuchamos esta genial obra musical, nos estaría entristeciendo, sintiendo melancolía, nos estaría afectando negativamente queramos o no, y si encima somos de condición depresiva, nos estaría afectando mucho más. Esto mismo nos podría pasar con los colores que ponemos en casa o en el centro de trabajo. Con toda nuestra ilusión y gusto, porque nos gusta, pero sin tener conocimiento sobre las propiedades terapéuticas del color, estaríamos perjudicando considerablemente nuestra salud y nuestro bienestar general. Entonces surge esta reflexión: No siempre el color que nos gusta es el más adecuado o terapéutico.
Por consiguiente, la elección de colores, cuadros, ornamentos, moqueta, parqué, cortinas, muebles… si los elegimos según nuestra condición depresiva o neurótica, nuestra elección estaría influenciada por ello. Si elegimos desde la condición neurótica encontraremos rasgos de cierta agresividad, tensión y estrés y desde nuestra condición depresiva, estos rasgos serían de tristeza, melancolía… Todos los seres humanos proyectamos estas condiciones depresivas o neuróticas, en todos los sitios y con las personas que nos rodean, en familia, trabajo, con amigos…
Estas dos condiciones son tema ineludible en el apartado de Salud Emocional, donde doy amplia información, así como sobre otros temas por los que el ser humano sufre y no sabe cómo darle solución.
Todo esto nos lleva a hacer una reflexión profunda, de por qué nace la decoración biosaludable, que, apuesta principalmente por la SALUD, y transmite bienestar, armonía y la felicidad a las personas. Llego a la conclusión que el decorador que adopte la línea de decoración biosaludable u otra línea, deberá tener muy en cuenta lo expuesto anteriormente, una cosa es lo que nos guste y otra muy distinta, que sea terapéutica y favorable a la condición emocional del cliente. Yo soy partidario de aparte de aconsejar sobre el mejor color terapéutico, acompañar a los clientes a los almacenes, tiendas de decoración, ornamentos… para asesorar y que sepa distinguir entre lo que es bello y nocivo (que crea neurosis, depresión, agresividad, confusión…) de lo que es TERAPÉUTICO.

El arte de saber elegir

Para elegir correctamente algún objeto de decoración, primero hay que TENER CONOCIMIENTO DE LA MATERIA. Hacer cursos, másteres, talleres de dibujo, arte, decoración, todo esto es necesario, pero mi opinión es que todo radica en el potencial creativo y la visión estética armonizadora del decorador o la persona que tiene que elegir un objeto, que traspasa más allá del conocimiento teórico. Hay que saber elegir todos aquellos elementos decorativos y que sobre todo formen sinergia en todo su conjunto.
Para lograr esto debemos tener muy en cuenta elementos como moquetas, alfombras, murales, mobiliario, persiana, cortinas, cojines, jarrones, lámparas, relojes de pared, parqué, ornamentos, separadores, papel pintado… todo esto siempre desde la perspectiva terapéutica biosaludable. No hay decoraciones ni mejores ni peores, pero si estilos diferentes y es el cliente el que tiene que elegir que decorador y estilo prefiere.
Los decoradores expresan la máxima armonía y amor en todo aquello que realizan, desde ese arte innato que todos poseen, desarrollar la decoración adecuada para cada cliente es el reto que tienen que lograr. En definitiva, la decoración es el arte de congeniar los gustos del cliente y del decorador y con esta unión tiene que salir la gran obra maestra, que de satisfacción y felicidad a ambos.